Saltar al contenido
TodoDietas.net

¿El kéfir es bueno para bajar de peso?

12/09/2020

¿El kéfir es bueno para bajar de peso? La respuesta es sí, porque apoya eficazmente el metabolismo y el funcionamiento del tracto digestivo. Beber kéfir todos los días apoya el trabajo de cualquier dieta adelgazante. La dieta del kéfir es un tratamiento depurativo y adelgazante que te permite perder de 1 a 3 kg en 5 días. Además, los nutricionistas y médicos consumen kéfir con regularidad, ya que cuenta con muchas propiedades beneficiosas para el organismo.

¿Qué es el kéfir?

El kéfir es una bebida láctea fermentada elaborada con leche de vaca o de cabra. Se produce agregando cultivos de levadura y bacterias del ácido láctico a la leche. El kéfir es una fuente de muchos nutrientes y probióticos valiosos que apoyan el funcionamiento de los intestinos.

Es cierto que beberla a diario no hará que la grasa desaparezca mágicamente, pero esta bebida apoya eficazmente los procesos de limpieza y metabolismo.

Los beneficios y efectos de beber kéfir

Las propiedades beneficiosas del kéfir se conocen desde hace cientos de años. Regula el metabolismo, refresca y aporta abundantes nutrientes. Además, el kéfir es bajo en calorías: 100 g equivalen aproximadamente a 50-70 kcal.

El kéfir contiene una gran cantidad de proteínas valiosas, calcio, fósforo, magnesio, vitaminas: B2, B6, B12 y K. Una porción de kéfir también es una fuente valiosa de probióticos que apoyan la inmunidad del cuerpo. Algunos nutricionistas creen que el kéfir es más saludable que el yogur natural.

Los efectos de beber kéfir incluyen: mejorar el trabajo de los intestinos y acelerar el metabolismo. Se recomienda el consumo de kéfir para las personas que desean perder peso, porque el kéfir apoya el proceso de quemar grasa y limpiar el cuerpo de productos metabólicos innecesarios.

Entonces, ¿el kéfir es bueno para bajar de peso?

El kéfir se recomienda para el consumo de personas que están a dieta: es completo y refrescante, y también asegura que el cuerpo no se quede sin nutrientes valiosos.

Al elegir el kéfir, vale la pena prestar atención a su composición y elegir uno que tenga una pequeña cantidad de grasa y calorías. Cuanto más natural sea el producto, mejor y más valioso será su efecto.

El kéfir está recomendado para personas que quieran adelgazar, precisamente por sus propiedades que mejoran el metabolismo y apoyan el trabajo de los intestinos. Además del kéfir, también vale la pena beber jugos de verduras, que proporcionarán al cuerpo fibra dietética (por ejemplo, jugo de remolacha o zanahoria).

Dieta kéfir – menú, efectos

La dieta del kéfir es un tratamiento adelgazante y depurativo que dura 5 días y no debe extenderse. El verano es un buen momento para realizar la dieta del kéfir. Los productos lácteos tienen propiedades refrescantes, lo que es perfecto para los días calurosos.

Este es un monodieta estricta, por lo que su aplicación no será adecuada para todos. El cambio a una dieta de kéfir debe consultarse con un dietista o médico, especialmente en el caso de enfermedades crónicas.

Durante la dieta pueden producirse efectos secundarios como dolores de cabeza, debilidad, calambres musculares, náuseas.

Menú

Día 1: coma solo requesón magro en cualquier cantidad.

Día 2 y día 3: beba tanto kéfir como desee.

Día 4 – Beba kéfir e incluya verduras.

Día 5 – Beba kéfir, coma verduras e incluya carnes cocidas magras como pollo o pavo.

También hay una segunda variante mucho más segura y sensata de la dieta del kéfir, que es comer comidas ligeras durante 5 días y agregarles kéfir.

Efectos de la dieta del kéfir

El efecto de usar la dieta de kéfir puede ser una pérdida de 1-3 kg en 5 días. Una vez finalizada la dieta, debes ir incorporando de forma paulatina otros productos a tu dieta, siguiendo los principios de una alimentación saludable para evitar el efecto rebote.

¿Qué más da beber kéfir?

Beber kéfir tiene un efecto ligeramente laxante. Los probióticos que contiene restauran la flora bacteriana natural en los intestinos. Por esta razón, el kéfir se recomienda como producto para aliviar el síndrome del intestino irritable y la úlcera péptica.

También vale la pena alcanzar el kéfir mientras toma antibióticos o después de una intoxicación con diarrea y / o vómitos. Las bacterias «buenas» que contiene pueden incluso prevenir el desarrollo de muchas enfermedades.

Por lo tanto, vale la pena tratar el kéfir no solo como un elemento que apoya la pérdida de peso, sino también incluirlo en nuestro menú diario.