Saltar al contenido
TodoDietas.net

Descubre las propiedades adelgazantes del ajo

11/09/2020

Lo creas o no, el ajo tiene un alto poder anticoagulante similar al de muchos medicamentos, pero sin los efectos secundarios. Por esta razón, puede ser una excelente medicina natural para la prevención y el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares.

Y no sólo ello, ya que, de hecho, el ajo cuenta con potentes propiedades adelgazantes.

El ajo es un producto alimenticio médico que se ha utilizado desde la antigüedad. Pertenece a la misma familia que las cebollas y los puerros, con los que también comparte algunas propiedades curativas. Se distingue por un olor y un sabor fuertes, por lo que se utiliza en muchas recetas.

La alicina en el ajo, es un compuesto de azufre que le confiere su característico olor y alto poder medicinal. También es rico en vitaminas A, B, C y E y minerales como manganeso, selenio, calcio y hierro.

El ajo es muy popular y se encuentra prácticamente en alimentos de todo el mundo y en todas las cocinas. Además del sabor, también tiene algunas propiedades que lo hacen ideal para adelgazar. El ajo para bajar de peso es ideal para aquellos que quieren perder algunos kilos y estar más saludables en general.

Uso médico del ajo

El ajo tiene muchos usos diferentes en la medicina natural. Actúa como antibiótico, reduce la presión arterial y el colesterol y regula la insulina. También se usa para tratar la toxoplasmosis, problemas cardíacos, aterosclerosis, reumatismo y complicaciones de la diabetes.

Sin embargo, en grandes cantidades, es contraproducente para las personas con problemas de sangrado, ya que es un anticoagulante. También puede causar irritación del estómago. Además, las personas con los siguientes problemas de salud pueden beneficiarse del ajo: infección intestinal, hemorroides, verrugas y callos, herpes labial, estrés e insomnio, derrame cerebral y trombosis, artritis, fiebre, edema, anemia.

¿Crudo o cocido?

Si deseas usar ajo para bajar de peso, funcionará tanto crudo como cocido. Cuando se tritura o se presiona, se libera alicina, conocida por sus antibióticos, hipoglucemiantes y antioxidantes. Cuando se cocina, libera adenosina y ajoen. Estos elementos tienen un efecto anticoagulante y también pueden ayudar a controlar el colesterol alto.

En términos de pérdida de peso, el ajo mejora la digestión ya que aumenta la secreción de ácido del estómago. También mantiene los niveles de azúcar en sangre bajo control y elimina las toxinas y el exceso de líquido del cuerpo.

Asimismo, regula la producción de cortisol (una hormona relacionada con el estrés) y promueve el flujo sanguíneo como debería. Estas habilidades especiales son fundamentales para quienes desean perder peso.

El ajo estimula tu metabolismo

Si quieres perder peso, el ajo debe ser tu mejor amigo. En primer lugar, suprime el apetito, hace que te sientas lleno durante más tiempo y evita que comas en exceso.

Además, y quizás sobre todo, el ajo también es responsable de incrementar el metabolismo. ¿Cómo? Bueno, hace que el sistema nervioso produzca más adrenalina. Esto significa que tu cuerpo quemará más calorías, lo que en realidad es útil para perder peso.

Si tu objetivo es perder peso con ajo, combine una cucharadita de aceite de oliva con un diente de ajo crudo. Cómelo todas las mañanas al menos media hora antes del desayuno.

Aun así, el ajo no es una cura milagrosa. Debe combinarse con una dieta equilibrada y ejercicio si deseas perder peso adecuadamente. Lo ideal es consultar a un dietista u otro experto para obtener asesoramiento.